Microchip de identificación animal

Es un pequeño dispositivo que se coloca bajo la piel mediante una inyección especial. Tiene un diminuto chip de ordenador del tamaño semejante a un grano de arroz, con un código numérico único asociado al propietario del animal y se lee con un scanner que convierte la señal en el número que permite la identificación. Se encuentra en un contenedor biocompatible que no hace ningún daño a la mascota.

El microchip se utiliza para lograr una correcta identificación del animal que lo tiene colocado. Es indispensable en caso de viajes al exterior y muy útil en casos de extravío o pérdida del animal.

En este vídeo se puede apreciar su colocación en un caballo, el procedimiento para perros y gatos es el mismo, pues se coloca mediante una inyección.